II Noche de los Investigadores


Esta cita con la Ciencia, impulsada por la Fundación Descubre, atrae a cientos de niños, padres y ciudadanos que participan en un total de 26 actividades entre micro encuentros, catas y talleres. La II Noche de los Investigadores, una iniciativa financiada por la Comisión Europea para acercar la Ciencia a la sociedad con la Fundación Descubre y la Universidad de Cádiz, ha reunido en Jerez de la Frontera a más de 1.000 personas que han participado en las 26 actividades impulsadas por 86 investigadores de la UCA y el apoyo de 75 voluntarios.

El rector de la Universidad de Cádiz, Eduardo González Mazo, acompañado por el vicerrector de Investigación y Transferencia de la UCA, Manuel Bethencourt, y los delegados de Educación y Juventud y Turismo, Cultura y Fiestas del Ayuntamiento de Jerez, Lidia Menacho y Antonio Real, respectivamente, ha presidido esta tarde el acto inaugural en los Claustros de Santo Domingo. Las autoridades han realizado una visita por los diferentes espacios habilitados para acoger las acciones formativas y lúdicas.

González Mazo ha comentado que “vivimos rodeados de ciencia. Sus avances son nuestro bienestar; su progreso, nuestro futuro. Pero pasa desapercibida. No nos damos cuenta de ello”. Esta convocatoria, puesta en marcha por la Universidad de Cádiz, y coordinada por la Fundación Descubre, impulsada por la Consejería de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo de la Junta de Andalucía con el apoyo del Ayuntamiento de Jerez, los Campus de Excelencia Internacional del Mar (CEI.Mar) y Agroalimentario (ceiA3) y la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT), como ha resaltado el rector, tiene precisamente como finalidad acercar qué se hace desde el conocimiento: “los resultados de la labor de nuestros investigadores están en el día a día. Para divulgar sus trabajos, hoy son ellos los que salen a la calle a relatar el alcance de sus proyectos”.

Entre los atractivos diseñados para esta Noche destacan ocho micro encuentros, 14 talleres, cuatro catas y una exposición de cómic. La piedra angular sin duda, son los talleres, que en su inmensa mayoría se han dirigido a los más pequeños de la casa. De esta forma, los niños participan en actividades para descubrir qué es una célula, jugar a ser arqueólogos, científicos o a comprender qué hace un físico en un hospital. Asimismo, conocen los secretos de los mares, sus plantas y algas, se sumergen en averiguar qué es el plancton o comprobar cuántas cosas pueden saber a través de los sentidos, entre otras cosas.

Por otro lado, y dirigido a adultos, están los talleres para mostrar a la población los avances de instituciones como la UCA o el Hospital Puerta del Mar, concretamente sobre las radiaciones y protección radiológica en los centros sanitarios o demostrar que aprender una lengua extranjera puede ser un proceso ameno y dinámico mediante el uso de tecnologías móviles y juegos y sensibilizar sobre los riesgos del consumo excesivo de alcohol, entre otros.

Fiesta de la Ciencia: proyectos de energía, historia, química o biología

Además, los ciudadanos se han sentado a charlar con científicos de la UCA que participan en diversos proyectos de investigación centrados, por ejemplo, en el uso del biogás, la prevención de inundaciones, los volcanes, el patrimonio histórico de la propia Universidad, el acueducto romano de Gades, la ciencia sobre desigualdades y exclusiones; la singularidad botánica de la provincia o el uso de nanomateriales para la protección de los monumentos.

La Noche de los Investigadores no acaba con los talleres y estos microencuentros, las catas son otro de los alicientes de esta fiesta de la Ciencia. Totalmente gratuitas, como el resto de las actividades, giran en torno al vino, su maridaje, la uva, los productos elaborados a partir de ésta y otros presentes en la dieta mediterránea como el jamón, antiguos recuperados como la salsa garum y nuevos como la mousse de algas.

Por último, los asistentes han visitado la muestra La Ciencia en Cómic, una exposición distinta sobre 16 proyectos de investigación de carácter internacional en los que participa la Universidad de Cádiz a través de más de un centenar de investigadores. Estas iniciativas, financiadas por la Unión Europea, es el resultado de un trabajo conjunto con otras instituciones y reflejan el carácter transnacional del trabajo que se lleva a cabo en las instalaciones de la institución académica gaditana y su importancia en el actual marco europeo de investigación.