Salina La Esperanza


 

La salina de la Esperanza, en el término municipal de Puerto Real, es la apuesta de la Universidad de Cádiz por tener un laboratorio natural en el que desarrollar proyectos de investigación in situ en ambientes marismeños, pudiendo investigar y entender procesos en el espacio de una manera directa y a escala real. Las salinas son zonas importantes para las aves acuáticas y están actuando como zona de amortiguación frente a la pérdida de su hábitat natural, la costa y los estuarios. En ella obtienen alimento y refugio y podemos encontrar gran variedad de especies, destacando las aves limícolas. De hecho, la salina la Esperanza cuenta con la colonia de Chorlitejo patinegro (Charadris alexandrinus) más numerosa del Parque Natural Bahía de Cádiz. Pero además de la importancia de las salinas para las aves acuáticas, las salinas albergan un acervo cultural de milenios, en el que los salineros tradicionales han estado en perfecta simbiosis con el ambiente y que en la actualidad es un oficio en peligro de extinción.

La Universidad de Cádiz, a través de proyectos de innovación en productos y procesos salineros pretende aportar su granito de arena para mantener este oficio legendario, adaptándolo a las nuevas demandas del siglo XXI. Es por ello que la Universidad recibe la concesión de esta salina en septiembre de 2012 (Expte. Nº CNC02/07/11/0011) con el objeto de hacerla un referente demostrativo en innovación en salinas.